Ficta eloquentia

Retórica, política y poética medieval y renacentista. Silva de varia lección

Etiqueta: jesuitas

Athanasius Kircher: Turris Babel (1679)

En 1679, el polí­grafo y eru­di­to jesui­ta —«el hom­bre que lo sabía todo»— Athana­sius Kircher (1602–1680), pub­li­ca en Ams­ter­dam su estu­dio sobre la Torre de Babel. La obra cumple con todos los tópi­cos que se le exigía a un genio enci­clopédi­co como Kircher durante el Bar­ro­co: un fuerte y detal­la­do carác­ter descrip­ti­vo, capaci­dad para sin­te­ti­zar y armo­nizar autori­dades —el cen­tro del asun­to es San Agustín— y un cier­to tono cien­tí­fi­co en el análi­sis de las lenguas y, ante todo, a sus teorías sobre la lengua orig­i­nar­ia o adáni­ca.

Leer más

Andrea Pozzo y la perspectiva

Uno de mis pin­tores favoritos del bar­ro­co es andrea poz­zo. Reconoz­co que no goza de la fama de Car­avag­gio, ni de Lodovi­co, Agosti­no y Anni­bale Car­raci, ni de Rubens, ni de tan­tos otros, y prob­a­ble­mente no la merece. A pesar de esto, Poz­zo siem­pre me ha intere­sa­do por dos razones: por sus reflex­iones acer­ca del teatro como un espa­cio con unas car­ac­terís­ti­cas y unas necesi­dades especí­fi­cas —sobre lo que me ocu­paré en la sigu­iente entra­da— y por ser un autor con unas pre­ocu­pa­ciones fun­da­men­tal­mente rena­cen­tis­tas al que le tocó vivir a medi­a­dos del siglo XVII.

Poz­zo ha pasa­do a la his­to­ria de la pin­tu­ra, mere­ci­da­mente, por su dominio del fres­co y su capaci­dad para crear per­spec­ti­vas hiper­re­al­is­tas sobre super­fi­cies planas. Den­tro de sus obras más impor­tantes —pin­chad sobre los vín­cu­los para ver­las sin salir de esta pági­na— se encuen­tran la bóve­da, el fres­co de la apo­teo­sis y la cúpu­la de la Igle­sia de San Igna­cio en Roma o la cúpu­la y los fres­cos de la Igle­sia jesui­ta de Viena. En ellas la influ­en­cia de la obra Andrea Man­teg­na es evi­dente, si bien Poz­zo supera con mucho al mae­stro. Sobre su obra pic­tóri­ca y sobre su vida no me que­da más que recomen­daros la wikipedia y la breve selec­ción bib­li­ográ­fi­ca que añadiré al pie de la entra­da.

Pero hoy no os trai­go obras pic­tóri­c­as, sino a las ilus­tra­ciones del úni­co libro que Poz­zo pub­licó. La Per­spec­ti­va pic­to­rum atque archi­tec­to­rumPer­spec­ti­va para pin­tores y arqui­tec­tos, forzan­do un poco el gen­i­ti­vo— gozó de enorme fama des­de la primera edi­ción del primer vol­u­men (1693) y del segun­do (1698). La perte­nen­cia de Poz­zo a la orden de los jesuitas favore­ció sin duda su tra­duc­ción a numerosos idiomas y las con­tin­uas edi­ciones durante los dos sig­los sigu­ientes. De hecho, la obra de Poz­zo se con­vir­tió en una ref­er­en­cia en Europa has­ta bien entra­do el siglo XIX en mate­ria de per­spec­ti­va y fue estu­di­a­da tan­to en cen­tros donde se forma­ba a artis­tas como en escue­las de arqui­tec­tura. Lo intere­sante del libro es que Poz­zo jamás llevó a la prác­ti­ca ninguno de sus dis­eños, si bien algu­nas de sus ideas se mate­ri­alizaron bien pron­to en la igle­sia romana de San Apol­linare y la igle­sia jesui­ta de San Francesco Save­rio (1700–1702) en Tren­to.

Quizás mi fasci­nación proviene de que Poz­zo no se planteara edi­ficar nada con­tenido en los más de 200 graba­dos que com­po­nen la obra; como en segui­da veréis, los obje­tos son suma­mente detal­la­dos, e impre­siona com­pro­bar cómo se parte del con­cep­to más bási­co has­ta desar­rol­lar cada una de las partes y pon­er­las en su con­tex­to, todo bajo la obser­vación estric­ta de la per­spec­ti­va. Espero que las dis­frutéis:

andreapozzo_perspectiva_volI2.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI3.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI4.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI5.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI6.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI7.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI8.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI9.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI10.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI11.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI12.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI13.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI14.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI15.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI16.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI17.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI18.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI19.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI20.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI21.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI22.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI23.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI24.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI25.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI26.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI27.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI28.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI29.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI30.jpg

andreapozzo_perspectiva_volI31.jpg

La selec­ción de ilus­tra­ciones que acabáis de ver ha sido extraí­da del tomo primero de la edi­ción bil­ingüe (alemán — latín) de 1709. Las imá­genes han sido recor­tadas y enderezadas, se ha aumen­ta­do la luz y la defini­ción y se han elim­i­na­do algu­nas man­chas cuan­do ha sido posi­ble. El primer y el segun­do vol­u­men están disponibles en la bib­liote­ca de la Ruprecht-Karls-Uni­ver­sität de Hei­del­berg. Y tenéis la opción de descar­gar ambos volúmenes en pdf.

Si os intere­sa la figu­ra de Poz­zo, su relación con los jesuitas, sus ref­er­en­cias, su influ­en­cia y sus ideas sobre arqui­tec­tura y teatro, podréis encon­trar una bue­na aprox­i­mación en las sigu­ientes entradas bib­li­ográ­fi­cas:

* Ogden, Dun­bar H, The Ital­ian Baroque Stage: Doc­u­ments by Giulio Troili, Andrea Poz­zo, Fer­di­nan­do Gal­lie-Bibi­ena, Bal­das­sare Orsi­ni. Trans­lat­ed with Comen­tary, Berke­ley: Uni­ver­si­ty of Cal­i­for­nia Press, 1978.
* Blunt, Antho­ny, «Two Archi­tec­tur­al Draw­ings by Andrea Poz­zo», Mas­ter Draw­ings XX: 1 (1982), pp. 22–75.
* De Feo, Vit­to­rio y Vit­to­rio Mar­tinel­ly, Andrea Poz­zo, Firen­ze: Elec­ta, 1996.
* Fil­ip­pi, Ele­na, L’arte del­la prospet­ti­va. L’opera e l’insegnamento di Andrea Poz­zo e Fer­di­nan­do Gal­li Bibi­ena in Piemonte, Firen­ze: Leo S. Olsch­ki, 2002.

Tam­bién podéis acced­er a parte de su obra pic­tóri­ca en Inter­net. No os quiero cansar con una lista exten­sa de hiper­vín­cu­los, encon­traréis la amplia may­oría de los que os daría en esta entra­da de la Art­cy­clo­pe­dia.

Como siem­pre, dejo a vues­tra dis­posi­ción los comen­tar­ios para que­jas, dudas, sug­eren­cias y aporta­ciones. Y sigo ani­man­do a aque­l­los que no estáis suscritos a este blog a que lo hagáis para recibir cómoda­mente sus actu­al­iza­ciones en vue­stro lec­tor de RSS o en vue­stro correo elec­tróni­co.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén