≡ Menu
Ficta eloquentia

Bruto

450px-Capitoline_Brutus_Musei_Capitolini_MC1183.jpg

Busto de Lucio Junio Bruto en el Museo Capitolino

“Cuando Bruto y los hijos de Tarquinio consultaron al oráculo de Apolo en Delfos, la respuesta fue que el poder supremo pertenecería al hombre que, tras su regreso, primero besara a su madre. Bruto fue el único que comprendió: al desembarcar de su nave simuló caer y besó la tierra, y así se hizo con el poder supremo.

“Los siete reyes de Roma habían sido Rómulo, Numa Pompilio, Tulio Hostilio, Anco Marcio, Tarquinio Prisco, Servio Tulio y Tarquinio Soberbio. A la muerte de Rómulo, el senado gobernó durante un año mediante decuriae, “grupos de diez,” sistema molesto que propició que comenzara la búsqueda de un rey. Al no encontrarse nadie adecuado en la ciudad, cobró fuerza la buena fama de Pompilio, que vivía en Cures, ciudad de los sabinos, y que tras tratos con los embajadores aceptó el poder supremo y brindó la ferocidad de un pueblo guerrero a los ritos sagrados. Dicen que tenía el pelo cano desde la infancia.”

Segundo Mitógrafo Vaticano.

0 comments… add one

Leave a Comment