Ficta eloquentia

Retórica, política y poética medieval y renacentista. Silva de varia lección

Estamos de vuelta

Desde que os avisé de la para­da oblig­a­to­ria de este espa­cio, he inten­ta­do encon­trar un momen­to para reanudar un proyec­to que me ha dado muchas ale­grías, y algu­na pena, durante el últi­mo año. Como quería volver con garan­tías, y no escri­bi­en­do una entra­da de com­pro­miso, he tenido que dejar pasar los esca­sos hue­cos que han ido surgien­do durante estos meses para, por fin, sen­tarme hoy ante el orde­nador y escribir estas líneas.

Tras un año movi­do, hay algu­nas noti­cias que quisiera com­par­tir con vosotros, los lec­tores, que sois los que dais sen­ti­do a mi pres­en­cia en Inter­net. La primera de ellas, por longev­i­dad y traspiés del proyec­to, es que mi tesis doc­tor­al ya ha sido deposi­ta­da en la Uni­ver­si­dad de Aberdeen, conque solo que­da esper­ar lo mejor para su defen­sa. En segun­do lugar, durante los dos próx­i­mos semes­tres —sep­tiem­bre de 2009 a mayo de 2010— seré pro­fe­sor vis­i­tante en la Uni­ver­si­dad de Michi­gan. La opor­tu­nidad de tra­ba­jar en un depar­ta­men­to de lit­er­atu­ra his­páni­ca como ese, y en una uni­ver­si­dad que se encuen­tra entre las veinte primeras del mun­do, es un rega­lo con el que ni hubiera soña­do cuan­do empecé mis estu­dios, y estoy inmen­sa­mente agrade­ci­do a quienes han deposi­ta­do su con­fi­an­za en mí y me han recomen­da­do para el puesto. Como en mi mente está impar­tir las mejores clases posi­bles en el cam­po, este blog se verá enrique­ci­do con más entradas sobre Renacimien­to español y su lit­er­atu­ra —ya me conocéis, en sen­ti­do muy amplio— que espero que vosotros tam­bién dis­frutéis.

Quiero agrade­cer las mues­tras de car­iño y los áni­mos que muchos de vosotros me habéis hecho lle­gar por correo elec­tróni­co y por otros medios, así como el sor­pren­dente hecho de que el número de vis­i­tas se haya man­tenido prác­ti­ca­mente inmóvil y no hayan para­do de incor­po­rarse suscrip­tores a pesar de la para­da oblig­a­to­ria. Me gus­taría pen­sar que tan­to las vie­jas como las nuevas fidel­i­dades se deben a que aquí encon­tráis infor­ma­ción útil y una man­era de acer­carse a la Edad Media y el Renacimien­to úni­ca en la blo­gos­fera en castel­lano, al menos eso es lo que hay en mi áni­mo.

Este ver­a­no servirá, además de para retomar el rit­mo de escrit­u­ra, para actu­alizar el blog con nuevas posi­bil­i­dades de expre­sión e incor­po­rar util­i­dades que word­press parece per­mi­tir aho­ra de una man­era más sen­cil­la. Os man­ten­dré infor­ma­dos según las vaya imple­men­tan­do.

Quienes todavía no estáis suscritos a Fic­ta elo­quen­tia podéis recibir las nuevas entradas a través del lec­tor RSS de vue­stro gus­to o en vue­stro correo elec­tróni­co. Podéis uti­lizar el for­mu­la­rio de con­tac­to para enviarme infor­ma­ción, dudas o sug­eren­cias sobre temas que os gus­taría ver trata­dos.

Anterior

Wikio, rankings, visitas y agradecimientos

Siguiente

Leszek Kolakowski (1927–2009)

  1. Hom­bre… que ale­gría volver a leer este blog!!

    Volve­mos a leerte, un salu­do y feliz regre­so blo­gos­féri­co 🙂

  2. Mag­ní­fi­cas noti­cias:

    1) Tu puesto como pro­fe­sor vis­i­tante en Michi­gan.
    2) Tu regre­so a la blo­gos­fera.

    Te leer­e­mos con aten­ción 🙂

    Salu­dos!

  3. ¡Feli­ci­dades por lo de la tesis y por lo de Michi­gan!

  4. Qué bueno ten­erte de nue­vo por aquí/allí. Siem­pre es un plac­er leer tus entradas.

    Muchas feli­ci­dades (y suerte) en lo que cuen­tas (y en lo que no cuen­tas).

    Salu­dos.

  5. Bien­venido de vuelta, y enhorabue­na por tus logros académi­cos. Esta claro que te lo has gana­do, por capaci­dad, tenaci­dad y esfuer­zo.

    Un abra­zo.

  6. María José

    ¡Qué bue­nas noti­cias! ¡Felic­ita­ciones! ¡Y qué ale­gría que el blog vuel­va a la “vida”! Ya extraña­ba tus exce­lentes comen­tar­ios. Salu­dos des­de Chile.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén