Acabo de encon­trarme en Inter­net con una de esas joyas que puede intere­sar a algunos de los lec­tores. Se tra­ta del vol­u­men edi­ta­do por Bernard O’Kel­ly The Renais­sance Image of Man and the World (Colum­bus, Ohio: Ohio State Uni­ver­si­ty Press, 1966). Los artícu­los que pueden encon­trarse en él son:

* «Intro­duc­tion», de Bernard O’Kel­ly.
* «Phi­los­o­phy and Human­ism in Renais­sance Per­spec­tive», de Paul Oskar Kris­teller.
* «The Renais­sance: The Lit­er­ary Cli­mate», de Dou­glas Bush.
* «The Image of Man in Renais­sance Art: From Donatel­lo to Michelan­ge­lo», de H. J. Jan­son.
* «Pao­lo Toscanel­li and His Friends», de Gior­gio de San­til­lana.
* «Music of the Renais­sance as Viewed by Renais­sance Musi­cians» de Edward E. Lowin­sky.

THE_RENAISSANCE_IMAGE_OF_MAN_AND_THE_WORLD.pdf (página 1 de 224).jpgQuizás la recopi­lación de con­fer­en­cias aquí reuni­da carece de la bril­lantez de otros tex­tos de los sesen­ta. En el caso de Kris­teller y Dou­glas Bush, a la altura en que se pub­li­can, no apor­tan nada orig­i­nal a su obra, aunque sí sin­te­ti­zan y per­petúan aspec­tos tópi­cos en el tra­ba­jo de ambos, valien­do por ello como sín­te­sis de este. La intro­duc­ción de O’Kel­ly da bue­na mues­tra de las direc­ciones más comunes para el estu­dio del tema en la déca­da de los sesen­ta, y no está de más para per­catarse de cuán­to ha cam­bi­a­do nues­tra per­cep­ción y pre­ocu­pa­ciones al tratar el Renacimien­to en el últi­mo medio siglo. Las con­fer­en­cias de may­or méri­to no se ocu­pan, sin embar­go, ni de lit­er­atu­ra, ni de filosofía; los tra­ba­jos de H. J. Jan­son y de E. E. Lowin­sky apor­tan intere­santes obser­va­ciones sobre la escul­tura y la músi­ca del Renacimien­to, que mar­carían vías que luego habrían de ser recor­ri­das por dis­tin­tos his­to­ri­adores del arte —Baxan­dall entre ellos— y de la músi­ca —Daniel P. Walk­er a la cabeza—.

Para descar­gar el doc­u­men­to PDF de 224 pági­nas (21,7 Mb) solo tenéis que pin­char aquí.

Nota bene: Si tienes la certeza de que este libro está todavía suje­to a dere­chos de autor o si cono­ces algu­na razón por la que no debiera estar aquí, por favor, no dudes en pon­erte en con­tac­to con­mi­go y pro­ced­eré a reti­rar­lo.